lunes, 23 de enero de 2017

La fe nos sobrevuela



Buscando en los desiertos oasis y quimeras,
lugares donde el odio se esfume sin rumores
y aquellos horizontes que anulan los rencores
serán el paraíso que en versos prometieras.

Me distes palmerales de sueños sin fronteras
la luz de la palabra cargada de valores
hurgando en el silencio, callando a los traidores
y haciendo en la esperanza caminos sin trincheras.

La falsedad acosa con crueles argumentos,
se escuda en la arrogancia, insulta, nos flagela
 e impulsa a la maldad tras fraudes turbulentos.

Acude la humildad cual regia centinela,
anhelos sustituyen convulsos sentimientos
en tanto entre los cerros la fe nos sobrevuela.






sábado, 14 de enero de 2017

Evoca las miradas



La magia del recuerdo vital que no se afilia
evoca las miradas que irrumpen sigilosas,
ilusas remembranzas revuelan ingeniosas
y pese a la nostalgia la fe siempre concilia.

Desvelos que cavilan  lo gris que nos exilia 
y el  canto suspirando mil notas asombrosas
de instantes contenidos, beldades prodigiosas
del alma del poeta que escribe en su vigilia.

Sin rumbo la esperanza de amar jamás traiciona,
conoce del camino que anhela primaveras
y en medio de añoranzas la lira reflexiona.

Me importa si entre versos ocasos escondieras,
osado nigromante bohemio que obsesiona
 buscando en los desiertos oasis y quimeras.




miércoles, 11 de enero de 2017

Quien busca y reconcilia


En tanto entre silencios adagios nos suspiran,
mil notas se entrelazan en versos trasnochados
e inducen la algazara de idilios continuados
que buscan el remanso de estrellas que deliran.

Inventan horizontes los sueños que conspiran,
revuelan caprichosos intentos anhelados,
sin ocio y sin pereza placeres desvelados
regalan el hechizo de instantes que me inspiran.

Consciente del destino la vida nos conduce
y el brillo de la luna me arropa en su vigilia.
No sé si el nigromante deseo es quien seduce

o el loco devaneo quien regio reconcilia.
Mientras tanto el surtido del verso reproduce
la magia del recuerdo vital que no se afilia.





viernes, 6 de enero de 2017

Invaden los espacios






El tiempo nos enseña lecciones con matices,
rebusca  laberintos de amores y palabras,
consuela en la distancia, nostalgias y deslices
y exime en los fracasos de incógnitas macabras.

Es cierto que la impronta revela sus grandezas,
lo noble se desnuda, no hay sombras que  atenacen,
la vida escruta insomnios, desvelos o simplezas
y alcorza los detalles de estíos que renacen.

El mundo desconcierta, atrapa en la censura,
las noches confidentes placeres nos inspiran
y abrazan las esperas cual gozo que conjura.

Invaden los espacios las letras que deliran,
idilios entretejen su épica aventura
en tanto entre silencios adagios nos suspiran. 



jueves, 15 de diciembre de 2016

Navidad, es Navidad


Navidad, es Navidad,
una estrella brilla sola
y al universo acrisola
con auténtica verdad.
Sin lujo ni falsedad
nos ofrece el humanismo
y al profesar su ascetismo
el horizonte conspira
junto al amor que se inspira
en la fe sin atavismo. 


No se pierde en la pobreza
que separa voluntades,
multiplica las bondades
con genuina fortaleza.
En la sagrada belleza 
es la humildad que trasciende, 
cuando el espíritu asciende 
y en el amor se aglutina
la esperanza que germina
junto a la paz que defiende.


Navidad surte su esencia
en el silencio divino,
se hace luz en el camino 
que a la vida reverencia.
Con sublime vehemencia 
y en un pesebre de anhelos
confabulan los desvelos
con la gracia espiritual,
al bendecir el umbral
con los ángeles del cielo.



martes, 6 de diciembre de 2016

He de andar con mis sueños


He de andar con mis sueños en las noches de luna,
caminar sin tropiezos con la impronta oportuna
de las manos que ensalzan horizontes y anhelos.
Suspirando nostalgias por la tierra divina,
junto al mar y al murmullo del capricho que trina
el adagio de espumas contagiando desvelos.


He de andar los caminos que atesoran bondades
sin flagelos ni acosos que arrinconen verdades,
 en los cerros de agravios, de ultrajantes blasfemias.
Consternando silencios  entre letras perdono 
más no olvido la injuria y ante Dios reflexiono
en mis tardes plomizas y en las noches bohemias.


He de andar los senderos que precisan memorias
 que revelan el álbum de añoranzas, de historias,
de proyectos genuinos y de ilusas quimeras.
Sacudidas intensas conmocionan, deliran
los revuelos de azares y esperanzas que inspiran
mientras surten los versos desatinos y esperas.








domingo, 27 de noviembre de 2016

La hora gris



La hora gris, esa que duele,
la misma que domina en las esperas,
aquella solapada entre quimeras
en tanto en la indolencia nos flagele.
Grisáceo andar junto al azar que se conduele
la hora gris en el pesar de la tristeza
tanta maldad deshumaniza en su pobreza
haciendo que el rencor nos encarcele.


La hora gris, la que arrebata
la misma que se escuda en el hastío,
que sufre ante el rechazo y el vacío
en tanto el desamor nos desbarata.
Cansancio adverso en el abismo que delata
lo angosto vitupera el desencanto,
insulta la bondad hasta el quebranto
que insulso en lo profano se aquilata.


La hora gris blasfema en el abismo,
 acosa entre el tormento y la agonía,
disfraza la falacia en poesía
en tanto reverbera su espejismo.
Flagela la obsesión del cataclismo,
ahoga hasta el engaño e idealiza
la falsa humanidad que aterroriza
en medio de un absurdo fanatismo.


Hoy pido ante el sagrario que se absuelvan
las culpas escudadas en desvelos,
que alcorcen horizontes los anhelos 
y eternas primaveras nos devuelvan.
Que oscuros desatinos se disuelvan
y el gozo en el espíritu revuele,
 la gélida nostalgia se deshiele
y hostiles discordancias se resuelvan.